La Policía Local y Mossos d’Esquadra incrementaron de manera considerable los controles durante el fin de semana pasado en las zonas de ocio nocturno de Castelldefels, tanto del centro como de la playa, para garantizar el cumplimiento de las medidas de prevención para evitar los contagios por Covid-19. El dispositivo policial realizó un control exhaustivo de estas zonas y de los establecimientos de ocio, incluyendo controles de aforo, y sancionó las infracciones. Según datos de la Policía Local de Castelldefels, el número de denuncias ha disminuido en relación al anterior fin de semana y estima que esto es debido, en parte, a que los operativos de control realizados anteriormente y una mayor presencia policial en las calles estarían ayudando a disuadir y también a concienciar a la ciudadanía de los riesgos (y las multas) que comportan los inclumplimientos de las medidas de prevención contra la pandemia. A pesar de ello, este fin de semana se han producido 29 denuncias por no llevar mascarilla, 3 por consumo de alcohol en la vía pública y 2 por consumo de sustancias estupefacientes.

El mantenimiento de Castelldefels en el grupo de municipios con restricciones a la movilidad y los contactos sociales, que incluyen medidas más severas para frenar el incremento de los contagios de las últimas semanas, conlleva que no se puedan llevar a cabo reuniones de más de 10 personas. Esta, y otras acciones como hacer botellones -que están prohibidos en toda Cataluña- son sancionados por los agentes, tanto de Policía Local como de Mossos, que potencian su coordinación.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here