La Fiesta Mayor de Viladecans se adapta a la pandemia sanitaria para seguir llevando la cultura y el ocio a la gente de Viladecans con el arranque del mes de septiembre, como es tradición. Más espacios, afluencia limitada y medidas de seguridad son el eje de la celebración de este año, que busca seguir apoyando a un sector cultural muy tocado por la COVID.

Más de setenta actividades, sobre todo infantiles y musicales, protagonizan la programación en cinco recintos. El aforo de estos espacios estará limitado y se ofrecerán las entradas al acceso desde 30 minutos antes del espectáculo. Con mucha precaución, pero llena de ilusión, del 8 al 12 de septiembre Viladecans se viste de fiesta. Para seguir la tradición, la Fiesta Mayor arranca con el pregón, dedicado al personal sanitario y protagonizado por el mismo, puesto que la encargada de ofrecerlo será la jefa del servicio de Urgencias del Hospital de Viladecans, Julia Santos. Todo un homenaje pero también un toque de atención a los vecinos y vecinas, jóvenes y grandes, de que la fiesta se tiene que saber vivir con la prevención que merece.

El pregón (el día 8, a las 20 horas) se traslada a los jardines de Magdalena Modolell con aforo limitado y todas las personas sentadas. Los niños, muy protagonistas Ya antes del pregón, a las 18 horas, se pone en marcha un espectáculo itinerante sobre ruedas con el showman Pep Callau y los Pepsicolen, que acerca el inicio de la fiesta a todos los barrios. Además, los tradicionales fuegos artificiales (a las 22 h) esta vez no serán en formato piromusical y se lanzarán más arriba para que la gente pueda verlos de lejos, incluso desde casa, para evitar aglomeraciones. Este año, los actos de Fiesta Mayor se organizan en más espacios y con control de aforo y medidas de prevención sanitaria. La “Festa Xica” será un año más uno de los platos fuertes de la celebración, con más de una veintena de actuaciones para niños de ocho compañías en dos escenarios instalados en el parque de Can Xic durante cinco días. Además, durante la Fiesta Mayor se estrenarán las primeras actividades del programa municipal Ciencia en la Calle, que promueve que jóvenes de 8 a 14 años se interesen por la ciencia de forma lúdica con acciones en el espacio público. Por otro lado, la feria de atracciones estará instalada del 7 al 12 de septiembre junto al parque de la Marina, con aforo limitado y medidas sanitarias controladas por los feriantes.

El horario de cierre estará en función de las medidas de prevención del momento. El espacio tendrá una parte inclusiva el 9 de septiembre, de 17 a 21 horas, funcionando sin música ni iluminación para facilitar que las familias con hijos en el espectro autista también puedan disfrutar. Más escenarios, menos aglomeraciones La Fiesta Mayor de este año contará con cuatro escenarios musicales que potenciarán la descentralización de la celebración: los jardines de Magdalena Modolell, el parque de Can Xic y las escuelas Àngela Roca y El Garrofer. Los jardines de Magdalena Modolell volverán a ofrecer los conciertos de autor del “Ocellets Festival” con artistas consagrados como Sr. Chinarro, Hidrogenesse y Nuria Graham, así como nuevos valores como Renaldo & Clara o Amanda Álvaro, además de artistas locales como la banda Vestby y el cantautor Marcel. Por otro lado, el parque de la Marina acogerá el primer festival joven Amalgama, con la participación, entre otros, del dúo de pop Ginestà, el rap de Tribade y Sofía Gabanna, el trap catalán de The Tyets y la rumba mil·lenial de Habla de mí en presente. En cambio, el patio de la Escuela El Garrofer se dedica a la memoria musical, con bandas tributo del Último de la Fila, Amy Winehouse o Bruce Springsteen, una proyección con animación de la película Grease o las versiones del Duochambre y la Orquesta Rosaleda. Finalmente, el patio de la Escuela Àngela Roca acogerá las audiciones de música más tradicional, como las habaneras y sardanas, y las entidades locales de música coral y sevillanas, así como el espectáculo Meugenio, de imitación del mítico humorista Eugenio.

Una cita con la historia y el patrimonio Durante la Fiesta Mayor también se ofrecerán las primeras visitas a la ermita de Sales después de su restauración, a cargo de la Diputación de Barcelona. Se trata del edificio más antiguo en la ciudad, donde se descubrieron unas pinturas murales góticas únicas en la comarca y que forma parte del Museo de Viladecans como espacio interpretativo de la historia local. Además, el Archivo Municipal estrenará dos exposiciones, una ubicada en medio de la calle en la rambla Modolell sobre imágenes de la historia de la Fiesta Mayor y otra dedicada a instantáneas de la vida local de la última década de las fotoperiodistas Cristina Diestro y Pepa Álvarez.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here