La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, pedirá a Pedro Sánchez que los viajeros que lleguen a las Islas procedentes de Catalunya o de otras zonas de riesgo por contagio de Covid-19, tanto nacionales como internacionales, pasen una cuarentena obligatoria. Es una de las propuestas técnicas que se enviarán la próxima semana al Ministerio de Sanidad. Mientras esta recomendación no sea efectiva, el Govern balear quiere que las autoridades sanitarias de cada autonomía emitan recomendaciones claras de realización de cuarentena para estos viajeros que lleguen a Baleares.

La cifra de contagiados en Baleares es muy baja, apenas llega a un centenar de casos activos, pero las autoridades sanitarias temen la aparición de brotes como consecuencia de la llegada de turistas procedentes de zona donde el virus vuelve a afectar con fuerza, como es el caso de Catalunya y Aragón.

Entre las peticiones que se harán al Ministerio está, además, la reanudación de los controles sanitarios en los puntos de entrada de las Islas, puertos y aeropuertos, tanto de pasajeros procedentes de destinos nacionales como del espacio Schengen, sin excluir la posibilidad de que estos controles se exijan en origen, junto con campañas informativa desincentivando la movilidad.

Con el fin de conseguir la trazabilidad de todos los casos que resulten positivos, el Govern balear pide la cesión de uso de la herramienta de digitalización de los cuestionarios de viajeros que utiliza Sanidad Exterior para coordinar la operatividad de ambos sistemas. Se pide que puertos y aeropuertos de las Islas organicen espacios para facilitar la labor de los equipos sanitarios con modificación en la distribución física de las llegadas en función de los controles sanitarios, además de puntos de información en puertos privados y zonas de aterrizaje de avionetas privadas con recomendaciones claras de autoconfinamiento en caso de sospecha de Covid-19. Hay que tener en cuenta que los aeropuertos de Baleares soportan en estos momentos el mayort volumen de tráfico de avionetas privadas de todo el Mediterráneo occidental.

El Govern balear prevé aumentar hasta 400 el número de rastreadores para garantizar la trazabilidad de todos los casos positivos, pero la presidenta Armengol exije además que se implante ya una herramienta digital de contactos que apoye la labor realizada por los rastreadores. También se pide que se evalúe la implementación de herramientas de rastreo mediante QR para lugares con una elevada afluencia de personas.

 

 

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here