El presidente catalán, Quim Torra, ha reclamado un “esfuerzo colectivo y solidario” y “extremar las medidas de prevención” en los próximos 10 días ante la situación “crítica” de la pandemia, que se encuentra en la “antesala de marzo”, y ha asegurado que no le va a “temblar el puso” si debe aplicar más restricciones.

Torra ha comparecido esta mañana en rueda de prensa junto con el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, para analizar la situación epidemiológica de Cataluña.

La última semana Catalunya registró 5.400 nuevos contagios, mientras que la anterior había registrado 3.400. Además, si hace dos semanas había 57 pacientes en la uci, en los últimos siete días ya había 75. Y, aunque la situación está “muy lejos” de los “peores momentos” de la crisis sanitaria, sí refleja una curva ascendente. “El 1 de julio en las ucis había 49 personas”. Dado que la gente se que se está contagiando lo hace de manera leve (la mayoría son jóvenes), el riesgo está ahora en el posible colapso de la atención primaria. La “lucha” es ahora que esta presión no se traslade a los hospitales. “El número de neumonías diagnosticadas en la primaria se mantiene en niveles bajos, y esto es un buen indicador”, ha señalado el ‘president’.

“Estamos ante los 10 días más importantes del verano”, pues serán claves para saber si “con la solidaridad, la colaboración y un nuevo esfuerzo colectivo de todos somos capaces de comenzar a redirigir esta crítica situación”, porque si no se consigue habrá que “retroceder”, ha advertido.

“Todo dependerá de lo que hagamos los próximos diez días”, ha remarcado Torra, que ha pedido así a toda la ciudadanía “extremar las medidas de prevención”.

Mensaje a los jóvenes

Torra ha apelado principalmente a los más jóvenes, a los que ha recalcado que “un botellón no es una fiesta, es un acto de insolidaridad”, ya que puede ser un foco de transmisión del coronavirus que luego puede llegar a familiares de mayor edad y más vulnerables.  De hecho, ha recordado que la edad media de los afectados por covid-19 se sitúa en los 37,5 años, la mitad de la mediana de edad del periodo marzo-abril, en plena pandemia, cuando la media era de 60 años.

En este contexto, ha apelado al conseller de Interior, Miquel Buch, y a los alcaldes a aplicar con “severidad” las medidas decretadas por el Procicat para limitar la actividad del ocio nocturno.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here