La incidencia del virus de la gripe este invierno se espera que sea mayor en Catalunya respecto al año pasado, un 2020 que estuvo marcado por la Covid y donde la alta repercusión del coronavirus y por las fuertes restricciones sanitarias hicieron que la gripe fuera prácticamente residual entre los catalanes.

Este invierno confluirán la combinación del virus de la gripe con el de la Covid, más la irrupción de la variante delta plus, más contagiosa aún que la delta, como ya se está demostrando en países de nuestro entorno como Reino Unido, donde su incidencia está entre el 6% y el 10% (en Catalunya se han registrado 9 casos entre septiembre y octubre que se tratan en los hospitales de Can Ruti, Bellvitge y Vall d’Hebron). 

Ante este escenario epidemiológico, la comunidad inicia este lunes la campaña de vacunación de la gripe en un total de 385 centros, en su mayoría diferenciados y cercanos a los ambulatorios, como pueden ser bibliotecas, museos, pabellones o centros cívicos. El lema de este año es “Aquest hivern no t’arrisquis, vacuna’t ara contra la grip”.

Se administrarán 1.570.000 vacunas a mayores de 60 años (120.000 más que el año pasado) con la intención de alcanzar una cobertura del 75% entre la población de esta edad y del 60% en los colectivos de riesgo, entre ellos, el personal sanitario y sociosanitario y las mujeres embarazadas.

Como novedad inédita hasta la fecha, los mayores de 70 años podrán recibir simultáneamente la vacuna de la gripe junto con la tercera dosis de refuerzo contra la Covid (esta última ya la han recibido personas inmunodeprimidas y residentes en geriátricos en Catalunya) en caso de haber recibido la segunda de Pfizer o de Moderna hace seis meses.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here