El contexto de crisis económica que afecta a todo el país, ha puesto de manifiesto el problema estructural que supone el fenómeno de la pobreza y la exclusión social. En Castelldefels, los servicios destinados a satisfacer las necesidades alimentarias han experimentado un aumento considerable de la demanda en los últimos años, lo cual ha exigido una reorganización de los servicios y un aumento de la partida de recursos, tanto por parte de las entidades sociales como por parte del Ayuntamiento.

El aumento del número de familias destinatarias ha convertido los puntos de distribución de las entidades sociales en “servicios desbordados por la demanda, generando colas de familias que esperan su turno a la calle, dado que las entidades no disponen de un espacio adecuado de atención y acogida que permita ofrecer un servicio que preserve la dignidad y el anonimato de las personas atendidas”, según describe la regidora de Servicios Sociales, Isabel Cabello. Por todo ello, se ha proyectado un nuevo centro de distribución de alimentos, que funcionará como un supermercado y que está impulsado en el marco del Plan de Inclusión Social por las entidades Càritas, Iglesia Evangélica y Cruz Roja y financiado y coordinado por la Concejalía de Servicios Sociales. El centro, que se ubicará en el local de un antiguo restaurante a la calle Pompeu Fabra, se prevé entre en funcionamiento en septiembre de 2017.

Servicio integral
En el nuevo centro habrá un almacén unitario de alimentos, la distribución de los cuales se hará con la modalidad de supermercado, de forma que las familias podrán adquirir los productos que necesiten. El objetivo es ofrecer una atención de mayor calidad en cuanto a la variedad, cantidad y calidad de productos. También se quiere incrementar y diversificar el número de alimentos disponibles, incorporando al servicio sistemas de refrigeración y congelado y productos de higiene personal y limpieza.

Además con el nuevo proyecto se busca convertir un servicio de cariz únicamente asistencial en un proyecto que incorpore acciones formativas y de capacitación, dando cobertura no sólo a las necesidades básicas sino también a las necesidades estratégicas: prevención, convivencia y ampliación de la red de relaciones, cambio de hábitos y organización de la economía doméstica.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here