Jordi Casas Cordero, autor del tiroteo del pasado 6 de julio, en el que fueron heridos dos policias locales de Gavà, se encuentra en prisión preventiva sin fianza. Así lo decretava el juzgado de instrucción número 8 de Vilanova, tras la comparecencia del detenido, quién se acogió a su derecho de no declarar.
Los hechos tuvieron lugar la tarde del  jueves 7, en los alrededores del tanatorio de Castelldefels-Gavà cuando el detenido disparó contra dos policías locales que le dieron el alto tras recibir varios avisos sobre su actitud sospechosa. Fruto de los disparos un agente resultó herido a la rodilla y otro, que  se encuentra muy grave, recibió una bala en el cuello. Tras disparar, el detenido se dió a la fuga y fue detenido una hora después en la urbanización Muntanya del Mar de Canyelles.

Jordi Casas Cordero, de 44 años  sin y sin antecedentes,  esta imputado por dos delitos de asesinato y tres tentativas de homicidio. Además del tiroteo en Gavà, está acusado de los crímenes de un cocinero en un bar de Vilanova, el 29 de junio, y de un camionero jubilado, tres días después, en su casa de Miami Playa. Después de su arresto se supo que esta última víctima era el padre de una antigua pareja de Casas, al que precisamente se le estaba velando en el tanatorio de Castelldefels-Gavà el día del tiroreo.

Pese a no declarar, el acusado si habló fuera de los juzgados para dejar constancia que no era su intención disparar contra los dos policías de Gavà. “Aquello fue un error”, dijo.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here