Este sábado 10 de junio se ha celebrado en el Ayuntamiento de Castelldefels el pleno de elección de la alcaldesa de Castelldefels, celebrado a raíz a la renuncia de quien ha sido alcaldesa estos últimos dos años.

En virtud del pacto de Gobierno firmado por cinco fuerzas políticas en 2015 (PSC, Movem, ERC, PDeCAT y CSPOT), la socialista Maria Miranda toma el relevo de Candela López, de Movem —candidatura que integraba a ICV-EUiA, MES, Equo y Entesa—.

El Pleno extraordinario de elección y toma de posesión ha acabado con la investidura de Maria Miranda como alcaldesa de Castelldefels.

Miranda ha sido proclamada alcaldesa de Castelldefels al ser la candidata más votada, por mayoría absoluta, con los votos de 15 concejales de las candidaturas de PSC (4), Movem (4), ERC (3), PDeCAT (2) y Castelldefels Sí Puede (2).

La nueva alcaldía prosigue con aquello acordado en el pacto de formación de Gobierno en que están participando las cinco fuerzas políticas desde las últimas elecciones. Desde entonces, han tenido responsabilidades de Gobierno las cinco, incluyendo los dos regidores del PDeCAT, que se incorporaron el enero de 2017.

Maria Miranda liderará el Gobierno desde el cargo de alcaldesa a partir de ahora, en la segunda etapa del proyecto de Gobierno que comparten.

 

«Trabajamos para devolver Castelldefels a la senda del progreso»

La nueva alcaldesa de Castelldefels ha subrayado que con el pacto hace posible «un proyecto común que estamos liderando para que Castelldefels vuelva al camino del progreso, impulsando acciones importantes para dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía». Al mismo tiempo, ha «tendido la mano a los compañeros de la oposición para sumar esfuerzos y trabajar por la ciudad de Castelldefels; si todos sumamos esfuerzos los proyectos serán todavía más sólidos».

Una vez investida alcaldesa, Maria Miranda ha resumido los cuatro compromisos que adquiere ante la ciudadanía: «luchar por la igualdad de oportunidades; garantizar oportunidades de futuro mediante la elaboración participativa del Plan Estratégico de ciudad 2030; trabajar por una ciudad sostenible para vivir y convivir, con calles más dignas, una ciudad más amable; y fomentar la proximidad, la transparencia, la participación que conduzan a un buen gobierno».

La alcaldesa, nacida en Castelldefels en 1973, casada y madre de dos hijos, ha rememorado su niñez en la ciudad, «por la cuesta de subida hacia la Escuela Vista Alegre y las tardes del viernes al salir del instituto Las Marines». También ha tenido palabras de reconocimiento hacia los alcaldes anteriores, y unas palabras de memoria especial para los desaparecidos Agustín Marina, el primer alcalde democrático de Castelldefels, y Jordi Miralles, teniente de alcaldía de este mismo gobierno que murió poco meses después de constituirse, el 2015.

Miranda ha argumentado que el gobierno municipal actual tiene sus cimientos en la pluralidad, la diversidad y el diálogo. «Estoy convencida —ha finalizado— que no hay ninguna mejor ciudad para vivir ycompartir experiencias que Castelldefels. Si sumamos esfuerzos, quizás dentro de unos años serán nuestros hijos quienes expliquen que han tenido el privilegio de trazar toda una vida en nuestra ciudad».

Los otros dos candidatos a la alcaldía, Manuel Reyes (Partido Popular) y Guillermo Massana (Ciutadans), han obtenido ocho y dos votos, respectivamente. En sus parlamentos, y entre otros argumentos, los dos se han mostrado preocupados por la posición que adoptará el Ayuntamiento de Castelldefels ante la convocatoria del que han denominado «referéndum ilegal» del 1 de octubre próximo, y han reprochado a la alcaldesa socialista que gobierne con fuerzas «separatistas» como ERC y el PDeCAT.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here