El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado el proyecto de urbanización para crear el Espai Barça en el Camp Nou, un plan que prevé integrar más el recinto deportivo en el urbanismo del barrio. El proyecto da continuidad a la Modificación del Plan General Metropolitano (MPGM), aprobada en este mandato para dotar toda la zona de más espacio público y abrir el recinto al vecindario.

El gobierno municipal trabajó el nuevo planeamiento con el Club y con el vecindario y entidades del entorno para que tuviera el máximo interés público y consenso posible. Desde su aprobación definitiva, en mayo del 2018, se ha ido progresando con los documentos que se derivan. Actualmente, está en trámite la reparcelación urbanística de los terrenos incluidos en la MPGM. Y ahora se ha dado luz verde al proyecto de urbanización que incluye las intervenciones que se harán en las calles y espacios libres.

Concretamente, el ámbito a reurbanizar tiene una superficie de 111.046,74 m2, y se invertirán 28 millones de euros, que irán a cargo íntegramente del FC Barcelona. El conjunto de las actuaciones permitirá crear un gran espacio abierto alrededor del Estadio, eliminar la valla exterior y los desniveles que hay ahora y renovar y ampliar las calles del entorno para reordenar el acceso rodado y peatonal.

Recinto permeable e integrado
El nuevo recinto se integrará en el barrio de la Maternitat i de Sant Ramon y será permeable, con nuevos espacios privados pero abiertos al uso público, sin cierres que mantendrán una continuidad con el resto de espacios públicos, viales y verdes que le rodean y que hacen frente al Camp Nou y al actual Palau Blaugrana y al Miniestadi. Con este objetivo, todo el suelo libre de edificación de propiedad privada que da a la calle de Arístides Maillol, entre Travessera de Les Corts y la calle de Cardenal Reig, será de uso público y se urbanizará adecuadamente.

La apertura del recinto liberará un conjunto de nuevos espacios de uso público que ofrecerán recorridos más amables entre travessera de Les Corts y la Diagonal, y facilitarán el acceso a ejes verdes de la Diagonal y los diferentes medios de transporte público de la avenida. Así, el proyecto prevé ajustar el trazado de la calle de Arístides Maillol y ampliar el espacio público que la acompaña para conectar mejor las instalaciones. Asimismo se mejorará la sección de la calle de la Maternitat, manteniendo el arbolado actual, y se facilitará la relación y el recorrido cívico con la avenida Joan XXIII y la Diagonal.

Por otro lado, la sección de la calle de Joan XXIII pasará a tener tres carriles de vehículos y carril bici. Y también se actuará sobre las calles Cardenal Reig, Gregorio Marañón, Menéndez Pelayo y Travessera de les Corts (sólo la acera del lado Camp Nou).

Más carriles bici y espacios verdes
En todas las intervenciones, se reordenará y mejorará el acceso rodado y peatonal, y las aceras perimetrales de las instalaciones deportivas aumentarán su anchura. Además, se aprovechará para implantar la red de carril bici a todos estos viales. También crecerá el verde en todo el sector, con nuevas zonas verdes en la calle Arístides Maillol que conectarán los edificios residenciales y el Nuevo Palau Blaugrana, y una zona verde alrededor de la Masía que incorporará la rambla de pinos de la avenida Joan XXIII, los límites del tanatorio de les Corts y la Universidad de Barcelona.

Calendario y próximos pasos
Una vez aprobado inicialmente, ahora el proyecto entra en un período de exposición pública de un mes para que se puedan presentar alegaciones. Después, continuará la tramitación de cara a su aprobación definitiva en el marco de la Comisión de Gobierno.

La previsión es que las primeras obras puedan iniciarse a partir de este otoño.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here