ras más de tres meses de esfuerzos en los que se ha conseguido estabilizar la epidemia, la vuelta paulatina a la ‘normalidad’ está poniendo a prueba el control logrado hasta el momento. El alivio de las restricciones no ha provocado por ahora un gran repunte en los contagios, pero ya deja al menos a 11  comunidades con rebrotes activos en su territorio, dos de ellos (Málaga ciudad y este de Aragón) con un volumen de casos importante.

En Cataluña hay varios brotes notificados en Lleida. Uno de ellos se localiza en torno a una residencia de mayores con 18 positivos, otros dos están vinculados a trabajadores temporeros con una treintena de casos y un cuarto fue detectado el sábado en el Valle de Arán, donde siete personas dieron positivo tras haber participado en una barbacoa.

Aunque la situación se mantiene bajo control –según han insistido tanto el Ministerio de Sanidad como las diferentes consejerías de Sanidad en varias ocasiones–, la llegada de visitantes de fuera de la Unión Europe a a partir del miércoles y el comienzo de las vacaciones de verano pondrán en jaque a un sistema sanitario que mira con temor la posibilidad de una segunda oleada de la epidemia.

Aunque todavía no se sabe a ciencia cierta a cuántos Estados de fuera de la Unión se abrirán las fronteras, Fernando Simón ya advirtió el viernes pasado de que los casos importados “van a entrar y no se va a poder evitar”.

Además, aunque los contagios siguen, por ahora, bajo control tras solo una semana de ‘nueva normalidad’, cada vez hay más enfermos con síntomas recientes de la enfermedad. El número de casos que habían iniciado síntomas en los últimos siete días alcanzó ayer los 343, el máximo desde que se publica este indicador, hace ya más de un mes. Esta cifra lleva cinco días consecutivos escalando.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here