El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado que la reunión del Procicat de este miércoles aprobará el uso obligatorio de mascarilla en toda Cataluña a partir del jueves, aunque se pueda mantener la distancia. Lo ha anunciado durante su intervención en la sesión de control al presidente de la Generalitat durante el pleno del Parlament, al ser cuestionado por su gestión en la situación de la comarca del Segrià (Lérida), que el Govern ha confinado por un rebrote de coronavirus.

Alba Vergés ha anunciado que planteará al Govern el uso obligatorio de las mascarillas en todo momento en Cataluña y que aquellos que no cumplan la norma serán sancionados. La consejera de Salud de la Generalitat ha insistido en que todos los ciudadanos deben ser conscientes de la importancia de autoprotegerse –y, con ello, proteger a los demás–, sobre todo de cara al verano y al aumento de movilidad de personas que las vacaciones conlleva.

Hasta ahora, el uso de la mascarilla era necesario en todos los espacios cerrados y en aquellos lugares al aire libre –desde calles hasta conciertos– en los que no se pudiera mantener una distancia de seguridad interpersonal. Vergés ha defendido que la ciudadanía debe ser “prudente” e “interiorizar” la importancia del tapabocas como medida de prevención de contagios. En un momento en el que Cataluña vive nuevos brotes y aumentos de casos localizados, “toda prudencia es buena”, ha comentado.

Mascarilla, ¿sí o no?

La propuesta de Vergés entra en contradicción directa con la decisión de la propia Generalitat de permitir que los alumnos que se presenten a la selectividad puedan ir sin mascarilla. Desde la Administración catalana se indicó que los estudiantes solo deberán llevar puesta esta protección sanitaria hasta que se encuentren sentados y con los exámenes repartidos –siempre que se mantenga una distancia de 1,5 metros como mínimo entre ellos–.

Las supuestas sanciones por no llevar mascarilla reflejan otra discordancia de la consejera de Salud catalana. Si hace unos días rechazaba la necesidad de multar para hacer cumplir las medidas básicas de protección sanitaria, esta mañana en una entrevista en RAC1 defendía lo contrario. “Las normas tienen su parte de sanción –ha reconocido– aunque lo importante no es ser punitivo”, sino ser consciente de las consecuencias de incumplirlas.

La consejera catalana de Salud, Alba Vergés, ha presentado esta mañana en la reunión semanal del consejo ejecutivo de la Generalitat la propuesta de que el uso de la mascarilla sea obligatorio en Cataluña en todas partes y en cualquier circunstancia. Ahora es obligatorio su uso en espacios cerrados y al aire libre si no se puede garantizar la distancia mínima exigida. El Govern ya ha decretado la obligatoriedad en Lleida, como consecuencia del confinamiento. Pero ahora la Consejería de Salud quiere que esta decisión se generalice a toda Cataluña. «En el ámbito de las mascarillas hay que ir más allá. La obligación que hemos aplicado en Lleida, estamos preparados para ampliarla a todo el país», ha asegurado en Rac-1.

Publicitat

«En momentos complejos, con lo que está pasando en el mundo, con los brotes que iremos teniendo, hay que interiorizar esta medida y creemos que tiene que pasar por toda Cataluña», ha indicado. «Empieza a haber mucha más movilidad y para disminuir los riesgos creo que es importante tomar esta medida», ha señalado. La obligatoriedad sólo tendrá algunas excepciones: el ámbito privado en el domicilio, cuando la gente haga deporte y en la playa. Para que sea obligatorio, Salud contempla que la medida vaya acompañada de un régimen sancionador para quienes la incumplan.

Publicita

El Govern decidió el sábado pasado dar un paso atrás en la fase de nueva normalidad y ha confinado la comarca del Segrià, en Lleida, y no descarta tener que adoptar esta medida en otras zonas. En solo una semana, se ha duplicado el número de brotes, de siete a catorce, aunque desde la Generalitat aclara que están todos controlados e identificados. Eso sí, la transmisión es ya comunitaria. Y si bien los primeros casos se detectaron en empresas agroalimentarias, ya se han registrado los primeros positivos en colonias de verano, en Tarréga (Lleida).

«Cuando aumentan los casos, aumenta la probabilidad de casos graves», según Vergés. «Se confina cuando tenemos todos los datos. Trabajamos las decisiones, no puede ser antes ni más tarde. Cuando vemos que crecen los casos, debemos actuar», ha dicho Vergés, negando que el Govern haya actuado tarde como apuntó el director del centro de coordinación de alertas del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here