El Ayuntamiento de Sabadell proce-derá en los próximos días al acto de ejecución forzosa de precinto de los locales de ocio nocturno de la Zona Hermética, después de que el consistorio haya recibido ya las tres primeras resoluciones judiciales que deniegan la aplicación de las medidas cautelares que habían pedido los propietarios de los diferentes locales.
De las 40 discotecas abiertas hace diez años, tan solo quedan abiertas actualmente cinco, que también deberán cerrar en las próximas semanas. Así, se pone fin a un proceso iniciado en 2010, con la redacción del Plan especial, aprobado al año siguiente por la Comisión Territorial de Urbanismo de Barcelona. El 31 de mayo de 2016 caducó el plazo de cinco años dado por el Ayuntamiento para cesar la actividad, pero diez negocios presentaron un recurso de reposición que en noviembre de 2017 se desestimó.

Según explican desde el consistorio, la voluntad municipal era resolver los problemas de convivencia entre la actividad de ocio nocturno y la población residente en las zonas cercanas, buscando una solución equitativa y evitando que ninguna parte saliera perjudicada.

Pero los propietarios de los locales de ocio no están de acuerdo. Según Joan Cosp, representante de los empresarios de ocio de la Zona Hermética, “ellos quieren cerrar, están a la espera de que termine el procedimiento administrativo y cuando termine no hay voluntad política de solucionar el tema”.

También lamenta que una ciudad de 210.000 habitantes esté a punto de quedarse sin ocio nocturno. “Estamos hablando de una situación que había en el año 2007 y que se está abordando once años después. Ha pasado la crisis que llevó a muchos negocios a cerrar y otros han ido desapareciendo debido al procedimiento judicial, ahora sólo quedamos cinco y el escenario es muy diferente”, asegura el portavoz del colectivo.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here