El verano nos ha sentado de maravilla y  nos ha recargado de energía, pero el sol ha pasado factura a nuestra piel, ya que el calor, el salitre del mar y el cloro de las piscinas han provocado en nuestra piel sequedad, deshidratación y mayores impurezas.

Con la llegada del otoño, es el momento ideal para recuperar la salud de nuestra piel, y es que durante el verano es normal que nuestra piel pueda verse ligeramente afectada. Y es por eso que es importante que en otoño empleemos tratamientos y hábitos que nos ayuden a cuidar nuestra piel después del verano.  A continuación te indicaremos los hábitos más imprescindibles:

  1. La importancia de una buena hidratación de la piel:

El calor del verano provoca sequedad en nuestra piel y es que todos los factores que este conlleva, provocan una deshidratación interna que se refleja externamente.

Hidratación interna: Los expertos recomiendan tomar 2 litros de agua diarios para que nuestro organismo se encuentre hidratado, también recomiendan aumentar el consumo de frutas y verduras ya que son alimentos ricos en agua y nutrientes.

Hidratación externa: Es recomendable usar crema hidratante diariamente, para ello es necesario realizar una limpieza de la piel y a continuación aplicar una crema hidratante (lo ideal es realizarlo por la mañana y por la noche). También es recomendable realizar mascarillas hidratantes 1 o 2 veces por semana.

  1. La importancia de la exfoliación:

Para poder cuidar nuestra piel, es necesario realizar una exfoliación de nuestro rostro para así poder eliminar las impurezas y las células muertas de nuestra piel. Con este sencillo paso conseguimos renovar nuestra dermis y por lo tanto logramos una apariencia mucho más saludable, dando un extra de luminosidad y suavidad en nuestro rostro.

  1. Tratar las manchas en la piel:

Es normal que después del verano las manchas sean más abundantes o se hayan acentuado y es por eso que recomendamos tratarlas con mayor atención. Los rayos UV producen consecuencias negativas para nuestra piel y es por eso que para combatir su presencia no hay nada mejor que apostar por productos despigmentantes que conseguirán darnos un aspecto mucho más homogéneo y luminoso.

Para evitar la apariencia de manchas en el rostro, es recomendable usar durante todo el año cremas hidratantes y bases de maquillaje con protección solar.

  1. La importancia de la alimentación para el cuidado de nuestra piel:

La piel es un reflejo de nuestra salud interior, si queremos que nuestra piel tenga un aspecto saludable y bonito debemos prestar atención a nuestra alimentación. Los expertos recomiendan una dieta equilibrada que incluya alimentos con vitaminas A y C, ya que estos devuelven la hidratación, elasticidad y luchan contra el fotoenvejecimiento. Además, para las pieles maduras se aconseja consumir proteínas (como el pescado y la carne magra) que evitan la pérdida de masa muscular y flacidez.

Es de vital importancia que los centros de salud y belleza comuniquen sobre los tratamientos y novedades que salen al mercado y pueden proporcionar a sus clientes, ya que es un sector en constante evolución. Es imprescindible un perfecto asesoramiento por parte de los expertos a sus clientes para recomendar el tratamiento y mantenimiento ideal para cada rostro y cada cliente.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here