En los últimos años, el Ayuntamiento de Viladecans ha puesto en marcha diferentes campañas de civismo que, con el tiempo, han ido perdiendo eficacia. Por eso, ahora apuestan por un nuevo proceso innovador que tiene a la ciudadanía y a las situaciones reales como origen de la solución. Este proceso, que utiliza una metodología llamada “Design Thinking”, busca encontrar soluciones innovadores a problemas de siempre.

Del 19 al 23 de octubre, el Ayuntamiento organizó seis talleres participativos de buenas ideas con un centenar de vecinos y vecinas de la ciudad que se han querido implicar en el proceso. El objetivo es encontrar soluciones innovadoras y efectivas a los malos hábitos en relación a aspectos como el reciclaje, la recogida de trastos viejos, los excrementos de perros o la movilidad urbana, entre otros.

Proyecto en tres fases
Estos talleres de buenas ideas ha sido la segunda fase de un proceso que comenzó en verano con un diagnóstico en la calle para observar y entender los comportamientos de la ciudadanía en relación a la convivencia en el espacio público. En esta fase, llamada de empatía porque se llevaba a cabo en el propio espacio público donde la gente se encuentra los problemas, la evaluación detectó más de una veintena de puntos de mejora respecto a la buena convivencia entre peatones y vehículos, hacia una mejor práctica del reciclaje y hacia una buena cohabitación con los perros en el espacio público.

Ahora, las ideas y propuestas surgidas de los talleres se juntaran con aquellas que se están recogiendo durante este mes de octubre a través de la web municipal, mediante la nueva plataforma participativa Decidim, que estrenó el Ayuntamiento coincidiendo con este proyecto y que ha diseñado la Diputación de Barcelona para apoyar a los municipios en los procesos participativos.

En una tercera fase, se escogerán las ideas que encuentren más consenso y sean viables para prototiparlas y testarlas antes de su implantación definitiva.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here