La vuelta a las aulas que comenzó este lunes en varias autonomías se ha saldado con algunas incidencias registradas hasta el miércoles en 53 centros educativos. El dato lo ha dado la ministra de Educación, Isabel Celaá, durante una entrevista a TVE en la que ha calificado de “muy positiva” el comienzo de las clases en plenos rebrotes de coronavirus, dado que hay 28.500 colegios e institutos en toda España.

En la Comunidad de Madrid, el consejero Enrique Ossorio tildó de éxito la vuelta al colegio, al darse sólo incidencias en cuatro centros educativos: una clase en el Liceo Francés no ha empezado por la sospecha de que un alumno pueda ser positivo y no han abierto dos clases de un colegio concertado de Vallecas al estar con Covid las profesoras. Además, en el CEIP Blas de Lezo de Parla, hubo cinco de 30 grupos que no empezaron por falta de personal y en el CEIP Miguel de Cervantes las familias de los alumnos de tres años decidieron no abrir porque no estaban los recursos disponibles.

Celaá ha defendido que “las direcciones de los centros, los profesionales y los administrativos han hecho un trabajo espectacular” y ha advertido que, aunque la presencialidad en el aula es “insustituible”, “habrá más casos y más incidencias”.

Aún es pronto, en cualquier caso, para valorar el impacto de las medidas implantadas en la escuela, y la ministra ha dicho que “un momento significativo” va a ser ser el tercer fin de septiembre.

Mientras, las autonomías han comenzado a emitir sus balances. En Castilla-La Mancha, se han registrado 14 casos en sus 1.700 centros, una cifra que no llega al 1%. Doce de ellos son profesores con síntomas y dos más, alumnos que no se encontraban bien. En Bolaños de Calatrava, como están confinados, el curso comenzó de forma completamente telemática, en el escenario 3. En Corral de Calatrava, donde un profesor dio positivo el martes obligando a poner en cuarentena a todo el cuerpo docente, se pusieron sustitutos. También el colegio Niña María de Guadalajara se ha visto obligado a retrasar el inicio de Infantil una semana debido al confinamiento de sus profesoras al dar una de ellas positivo en Covid, según informa Efe.

En Extremadura, un total de 2.385 alumnos no han podido acudir a su centro educativo el primer día del curso escolar y han comenzado las clases en el escenario 3 del plan de contingencia de tal forma que reciben las materias en sus casas por vía telemática. Esta cifra se corresponde con el 1,8% de los 131.467 escolares extremeños. También se ha registrado un caso en un centro educativo de Cáceres y sólo han ido a clase cuatro de los 120 alumnos.

En Cantabria se han registrado positivos en dos alumnos, uno del colegio José María Pereda de Los Corrales de Buelna y otro del Santísima Virgen de Valvanuz de Selaya, lo que ha obligado a poner en cuarentena a 26 niños más y a tres docentes.

En Cataluña ha habido un positivo en un parvulario privado de Igualada (Barcelona) y otro en una escuela de FP de vela en Salou (Tarragona).

En el País Vasco se ha suspendido temporalmente la actividad educativa del centro de Educación Infantil y Primaria del municipio vizcaíno de Zaldibar, tras detectar varios casos positivos entre su profesorado.

En Andalucía, se han cerrado siete aulas del colegio El Llanete de Morón de la Frontera (Sevilla) tras el positivo en coronavirus de un maestro y la cuarentena a la que se tienen que someter varios más del centro educativo.

El Ayuntamiento de Casariche, también en Sevilla, ha decretado el cierre de la guardería municipal tras los dos casos de coronavirus detectados en una bebé y una monitora del centro. Y un profesor del colegio San Bernardo, en el barrio de El Alquián de la capital almeriense, ha sido aislado de forma preventiva antes de incorporarse a clase tras dar positivo.

En la Comunidad Valenciana, una veintena de alumnos de Primaria del CEIP Els Germanells de Rafelbunyol (Valencia) ha sido aislada siguiendo el protocolo sanitario, al igual que su profesora, tras el positivo una sus alumnas y este jueves están a la espera del resultado de las pruebas PCR hechas a todos. Ya el lunes se detectó un positivo en el colegio La Balaguera de Albal (Valencia) y los 390 alumnos no pudieron incorporarse, mientras que en el IESLeonardo Da Vinci de Alicante fue confinado y relevado el equipo directivo y la secretaria.

En Baleares, el CEIP Santa Gertrudis ha detectado un docente positivo y se han aislado 13 profesores de los 32 de su plantilla, lo que le ha impedido empezar las clases de dos cursos.

En Castilla y León, el positivo de una profesora ha obligado al cierre temporal de la Escuela de Educación Infantil San Francisco, en Medina del Campo (Valladolid), de titularidad municipal y con 92 niños matriculados (de cero a tres años).

En Navarra, se ha producido el confinamiento de alumnado de ocho centros educativos navarros ubicados en Pamplona (45 estudiantes del colegio José María de Huarte, 23 alumnos del colegio Cardenal Ilundáin, una clase del British School y un grupo de la ikastola Amaiur), Murchante (48 escolares el colegio Mardones y Magaña), Azagra (un grupo del colegio Francisco Arbeloa), Barañáin (cuatro alumnos del colegio Los Sauces) y Falces (nueve niños del colegio Doña Álvara Álvarez de Falces).

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here