Los Mossos d’Esquadra han intervenido este sábado por la noche una fiesta ilegal con una treintena de personas en Sant Feliu de Llobregat.

Según ha informado el cuerpo policial, los asistentes se encontraban en un espacio boscoso del municipio antes de la medianoche, pasada la hora del toque de queda.

La policía catalana ha denunciado a un total de 23 personas por incumplimiento de las restricciones y medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus y a otras seis por tenencia de drogas.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here