Los alcaldes y alcaldesas de Castelldefels, Maria Miranda; Cornellà de Llobregat, Antoni Balmón; Gavà, Raquel Sánchez; Sant Boi, Lluïsa Moret, y Viladecans, Carles Ruiz, se reunieron el pasado 22 de marzo con representantes del Ministerio de Fomento y Adif para volver a reclamar el proyecto del Metro del Delta, la línea ferroviaria subterránea que comunicará Cornellà y Castelldefels a través de sus tramos urbanos.

Los responsables del gobierno central y del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias han confirmado que la nueva línea formará parte del Plan Integral de Servicios de Cercanías de Catalunya. Para los representantes de la administración central, la nueva infraestructura, que será una prolongación de la línea R3 de Renfe, no sólo dará servicio al Delta, sino que significará la creación de un nuevo corredor ferroviario de entrada a Barcelona. Es, por tanto, estratégica para el desarrollo de la futura red de cercanías, y presenta la gran ventaja de su intermodalidad con la línea R2 y Ferrocarriles de la Generalitat.

La alcaldesa de Castelldefels, Maria Miranda, destacó que esta línea “constituye una reclamación histórica de los municipios, que ahora cobra más valor porque hemos hecho una apuesta decidida por un modelo de movilidad sostenible en el que el transporte público de gran capacidad debe jugar un papel fundamental”. Raquel Sánchez, alcaldesa de Gavà, añadía también que la importancia de la línea del Metro del Delta “no sólo desde el punto de vista del Delta del Llobregat, sino porque debe contribuir a mejorar la red de infraestructuras de Cercanías de la área metropolitana, una conurbación urbana que en los próximos años necesariamente deberá crecer”.

El alcalde de Viladecans, Carles Ruiz, también expresó su satisfacción por “haber constatado que, desde el Ministerio, ya se está trabajando en una nueva agenda de inversiones en infraestructuras en la zona Delta y Catalunya”. Para Ruiz, que el Metro del Delta sea un nuevo corredor de entrada a Barcelona “aliviará y permitirá una mayor afluencia y flexibilidad del sistema ferroviario barcelonés”. La alcaldesa de Sant Boi, Lluïsa Moret, añadió que, en la reunión, “hemos constatado que es un proyecto complejo, que es costoso, pero absolutamente necesario no sólo para cubrir las necesidades de nuestros municipios, sino también para mejorar la movilidad del país abriendo nuevas vías y nuevas posibilidades de conexión con Barcelona”.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here