El Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades ha dado vía libre a dejar de usar la mascarilla en ciertos casos ante el avance de la vacunación masiva contra el coronavirus. Así, esta agencia de la Unión Europea plantea ya que las personas vacunadas completamente puedan ir sin mascarillas y sin necesidad de distancia. También podrán dejar de usarla aquellas personas sin patologías de riesgo cuando estén con personas vacunadas. Asimismo, el organismo da vía libre a los estados para eximir de cuarentenas o tests PCR a los vacunados que deseen viajar. Pese a todo, los expertos puntualizan que el uso de mascarillas y las distancias se deberán mantener en “espacios públicos y en grandes concentraciones independientemente del estatus de vacunación de los presentes”.

En un comunicado, el organismo de expertos de la UE propone una primera guía de desescalada tras el buen ritmo que ha tomado la vacunación. En dicha guía, la agencia europea plantea que se pueda actuar sin mascarilla y sin distancia cuando personas totalmente vacunadas se reúnan con otras personas también vacunadas y cuando personas no vacunadas de una misma burbuja se encuentran con personas vacunadas, siempre que no haya nadie con factores de riesgo.

Israel destaca como uno de los países con más éxito en la vacunación, con más de la mitad de su población inoculada con la pauta completa. Ante ese positivo escenario, el gobierno israelí ha eliminado la obligatoriedad del uso de la mascarilla al aire libre, y espera poder eliminarla del todo hacia finales de mayo.

Situación en España

En España, la situación epidemiológica es diferente, con una tasa de incidencia que se mantiene elevada, y menores cifras de vacunación. El 20,8% de la población española ha recibido al menos una dosis (casi 9,9 millones de personas), mientras que el 7,6% cuenta con la pauta completa (3,6 millones de habitantes), según cifras de Sanidad de este miércoles 21 de abril.

A pesar de estas diferencias, desde la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph) son optimistas y sugieren que en España se podría dejar de usar la mascarilla entre agosto y finales de año, siempre dependiendo del avance de la vacunación y de la incidencia acumulada.

 

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here