Óscar Sánchez, Aventurero

Un buen día, hace 3 años, el gavanense Óscar Sánchez dejó su vida aparcada por un tiempo. Cogió una bicicleta y se lanzó a recorrer Asia y África. Ahora, nos cuenta su gran aventura en el libro “La canción del nómada”.

1 ¿Qué te llevó a hacer este viaje?
Pues me encontraba en un momento crucial en mi vida… Había cumplido los 40 y mi pareja y yo empezábamos a hacer planes de futuro con niños, por lo que sentía que si no lo hacía ahora, difícilmente lo podría hacer en un futuro cercano. Además coincidió con que en un periodo relativamente corto de tiempo se fueron algunos de mis seres queridos, recordándome que vida tan solo hay una, y llega un momento en que se termina, por lo que decidí saltarme la barrera del miedo y lanzarme a la carretera en busca de un sueño que me venía persiguiendo desde que era un niño, enganchado a los documentales de viajes de la 2.

2 Si tuvieras que hacer un balance, ¿qué fue lo mejor de esa aventura?
Lo mejor, sin duda, fue descubrir de primera mano que el mundo está lleno de gente buena. La generosidad y hospitalidad que he encontrado en la mayoría de países pisados ha sido un regalo que no me esperaba… Otro aspecto positivo ha sido aprender a sobrevivir “solo ante el peligro” y rozar la libertad absoluta con la yema de los dedos. Despertarse con el primer rayo de sol en medio de la sabana africana y dormir bajo un manto de estrellas entre los aullidos de la naturaleza salvaje, o ducharme desnudo en medio del desierto es algo difícil de explicar, se ha de experimentar para saber lo que es.

3 ¿Y lo peor? Supongo que también hubo momentos duros….
Si claro, hubieron muchísimos momentos en los que pensé: “¡Pero que coño hago yo aquí!”, pero enseguida surgía de la nada algún niño con una enorme sonrisa, o un paisaje sublime que me hacía olvidar las calamidades… Tal vez la soledad fuese esa “amante inoportuna” a la que nunca sabes si amar u odiar. De echo, jamás olvidaré cuando me planté ante las abrumadoras cataratas Victoria en Zimbabue tras una larga jornada a pedales, y sentí, con la boca abierta ante tanta belleza, como el peso de la soledad más absoluta caía sobre mi, al no poder compartir con nadie semejante momento.

4 Ahora, tres años después de ese viaje has publicado un libro. ¿Qué es lo que encontrará el lector en él?
El libro es algo que no tenía planeado desde el principio, simplemente surgió. Yo cada día iba anotando todo lo que iba viviendo a modo de diario, hasta que un día que me di cuenta de que tenía tal cantidad de anécdotas que bien daban para escribir un libro. Sin tener en cuenta mi faceta como compositor de canciones, esta ha sido mi primera experiencia como escritor y he de decir que no me ha resultado nada fácil, pero tras un gran esfuerzo, creo que he conseguido publicar un muy divertido, entretenido, sincero y sentido libro de viajes… todo un sueño hecho realidad.

5 ¿Qué consejo darías a alguien que quisiera hacer un viaje de este tipo?
Pues le animaría a superar los temores y los prejuicios que le tienen enganchado al sofá… pudiendo asegurar que vivirá y aprenderá más cosas en un año viajando que en toda una vida estudiando… pues muchas veces, no tan importante es lo que se aprende como lo que se desaprende… A nivel económico le diría que tampoco hace falta una gran suma de dinero, si en África vives como un africano, en la India como un indio, o en Irán como un persa, descubrirás que la vida fuera de Europa es barata… y sobretodo que disfrute el momento, el presente, pues todo en la vida tiene un final, y llega un día en que todo se convierte en un recuerdo, por lo que no se debe desaprovechar ni un solo instante de carretera…

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here