Los trabajos no comportarán afectaciones en la circulación rodada

El lunes 23 de agosto comienza el derribo de los edificios expropiados alrededor de la Rambla con motivo de la conversión de la C-245 en una vía urbana que priorizará el transporte público, los peatones y los ciclistas.

Los trabajos empiezan en el edificio situado en el cruce con la rambla de Salvador Lluch.

Se han habilitado pasos peatonales en las aceras, delimitados con vallas, donde sólo se producirán cortes puntales.

No habrá afectaciones a la circulación rodada.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here