Las perspectivas de la desescalada del confinamiento y de un verano marcado por las restricciones a la movilidad y el temor al coronavirus han disparado las ventas de los productos para limpiar y tratar el agua de las piscinas.

Mercadona, líder de la distribución comercial en España, ha constatado un aumento del 400 por ciento en las ventas de estas referencias. Un incremento que la compañía presidida por Juan Roig atribuye a los cambios de hábitos de los consumidores provocados por la pandemia del Covid-19.

De hecho, ante las dudas sobre la posibilidad de hacer turismo o las posibles restricciones para el acceso a las playas, los «jefes» de Mercadona (conforme se denomina a los clientes en la jerga interna de la empresa) «se replantean cómo van a pasar el verano y compran piscinas pequeñas o arregla la que ya tenía cuando otros años no lo hacía». De hecho, la mitad de españoles dan por perdido el verano y no realizarán turismo este año.

De acuerdo con fuentes de la cadena de supermercados de capital valenciano, el lineal de estos productos se encuentra disponible en aproximadamente 760 tiendas ubicadas en Galicia, Castilla y León, Aragón, Cataluña, Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Baleares, Canarias, Andalucía, Extremadura y Región de Murcia.

Este surtido, elaborado por los proveedores Productos QP en Utebo (Zaragoza) y por SPB en Cheste (Valencia), está compuesto por productos orientados a solucionar, tanto el arranque y fin de temporada de piscinas, como el mantenimiento de estas.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here