El ocio nocturno catalan sigue reclamando poder abrir sus locales sin limitaciones horarias, una vez decaido el estado de alarma este 9 de mayo. La Federació Catalana de Locals d’Oci Nocturn (Fecalon), el Gremi de Discoteques de Barcelona y la Associació de Sales de Concerts de Catalunya (Assac) han pedido al Govern que reclame al Consejo Interterritorial de Salud la modificación del acuerdo adoptado el 14 de agosto del 2020, que ordenaba el cierre de discotecas, salas de baile y de fiesta.

Desde Fecalon insisten en la urgencia de establecer planes de apertura de los establecimientos y que se haga una previsión sobre la ampliación de horarios para “organizar calendarios de actividades y la reincorporación de la plantilla laboral”. Consideran que la reapertura del sector es “fundamental” para evitar la proliferación de botellones y fiestas ilegales, tal y como se ha podido comprobar este fin de semana en plazas y calles de Barcelona y muchas otras ciudades.

En un comunicado este domingo, la Federació Catalana d’Associacions d’Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm) ha recordado que ya alertó que el levantamiento del toque de queda “produciría un incremento desmesurado e incontrolable de la oferta de ocio nocturno ilegal a causa de la inexistencia de oferta legal”, que asegura será la que sufrirá más restricciones por el empeoramiento de los datos epidemiológicos por este incremento de interacción social.

Punto de inflexión

El secretario general del Gremio de Discotecas y presidente de España de Noche, Ramón Mas, reivindica por su parte que el fin del estado de alarma sea “el punto de inflexión” para la recuperación de los “11.567 locales de ocio que han sobrevivido y que hace más de trece meses que están cerrados por imperativo legal, provocando pérdidas de hasta 800 euros diarios”.

Lluís Torrents, presidente de la Associació de Sales de Concerts de Catalunya, recuerda las experiencias de éxito de conciertos masivos, como el de Love of Lesbian en el Palau Sant Jordi de Barcelona, que contó con 5.000 personas, y señala que “abre una vía” para volver a usar las pistas de baile con medidas sanitarias.

Denuncian, además, que son el único sector que no tiene aprobado el plan de recuperación, a pesar de los esfuerzos por implantar medidas mucho más estrictas que cualquier otro, con test de antígenos, códigos QR y una aplicación digital de registro.

 

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here