El Ayuntamiento de Viladecans invertirá cerca de 230.000 euros para restaurar y conservar parte del recinto de la Bòbila de Sales. Lo hará subsidiariamente, después de haber hecho un requerimiento a los propietarios para que actuaran y no haber recibido una respuesta. “Primero hicimos un requerimiento a los propietarios para que actuaran debido al estado deficiente del edificio, porque el terreno no es municipal, y como no lo hicieron, el Ayuntamiento decidió actuar”, explica Pere Gutiérrez, teniente de alcalde de Promoción de la Ciudad.

La situación del recinto había motivado las quejas de la Asociación de Vecinos Parc de la Torre Roja y de la Federación de Asociaciones Vecinales de Viladecans, que ya en septiembre de 2016 interpusieron una denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente por el “abandono” y los residuos acumulados.
Diversas actuaciones
Entre las actuaciones que se realizaran desde el ayuntamiento, se encuentra la retirada de la uralita presente en el recinto y unas serie de obras para restaurar la chimenea y el horno de esta antigua fábrica de material para la construcción, que está documentada desde hace casi un siglo (se conservan documentos que datan del 1919).

Además de las obras de refuerzo y consolidación de la chimenea, las actuaciones municipales consistirán en la retirada de los elementos de cubierta y fachada ya medio caídos y suponen un peligro, así como el derribo de toda la fachada de ladrillo y cubierta de fibrocemento restante. En la planta baja, se retirarán los residuos existentes en el interior y se cerrarán los accesos a los hornos laterales y superiores. En las cubiertas exteriores se derribará y retirará la estructura de hormigón y las placas de fibrocemento. En cuanto al recinto exterior, se retirarán los residuos procedentes de vertidos y escombros existentes.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here