El Gobierno eliminará la obligación de llevar la mascarilla en lugares cerrados finalmente después de Semana Santa y no antes. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha informado este miércoles a los consejeros autonómicos que el Consejo de Ministros del próximo 19 de abril aprobará el decreto por el que dejarán de ser obligatorias, salvo en los ámbitos sanitario, sociosanitario y en transportes públicos. La medida será efectiva un día después, el 20 de abril, que es cuando se publicará en el BOE y entrará en vigor.

La ministra ha aludido a latendencia a estabilidad con tendencia en algunos indicadores a la baja, de acuerdo con los parámetros que se miden en la nueva vigilancia -mayores de 60 años, camas de hospital y UCI-  y también que finalmente ha prevalecido la cautela de la Ponencia de Alertas, mencionada también por algunos consejeros autonómicos, de dejar pasar la mayor movilidad e interacciones sociales que se dará en Semana Santa.

Excepciones y recomendaciones

Justo después, el 19 de abril, el Consejo de Ministros aprobará el decreto, que no obstante incluye también una serie de excepciones. La mascarilla seguirá siendo obligatoria en los transportes públicos, aunque todavía habrá que esperar a leer el texto preciso del decreto para ver si se aplica a todos ellos o, por ejemplo, se exime de ello en los aviones.

En los hospitales también se seguirá utilizando por parte de los trabajadores y de los visitantes y también de los mismos enfermos, puesto que deberán llevarla si comparten habitación. Algo similar ocurrirá en las residencias de ancianos, donde trabajadores y visitantes deberán llevar mascarilla más allá del 20 de abril. No en el caso de los residentes, porque se considera que están en su casa.

“Va a seguir siendo obligatorio en aquellos espacios en los que entendemos que hay mayor vulnerabilidad y personas que necesitan protección”, ha dicho Darias.

No aparecerán en la norma, pero el Gobierno hará una serie de recomendaciones sobre el uso de la mascarilla, porque ejemplo, en el ámbito laboral. A partir del 20 de abril, serán los departamentos de riesgos laborales de las empresas los que puedan determinar si los trabajadores deben llevarla, siempre o en circunstancias puntuales. De la misma manera, se aconsejará que lugares públicos como centros comerciales puedan recomendarla en momentos de gran afluencia.

Por otra parte, Darias ha recordado que las personas con Covid que desde hace dos semanas ya no tienen que observar un periodo de aislamiento siguen teniendo que usar mascarilla para salir a calle durante los diez días siguientes al diagnóstico.

En todo caso, de manera general no será obligatorio llevar mascarilla. A partir del 20 de abril decaerá, por ejemplo, también en los estadios de fútbol y baloncesto, donde las condiciones han sido reguladas por el Consejo Interterritorial. Y también en el interior de los colegios. “En los centros escolares, que nuestros niños y niñas ya dejen de utilizarla también en las aulas”, ha certificado la ministra.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here