Los Mossos d’Esquadra han desalojado a primera hora de la mañana por orden del juzgado de instrucción 32 de Barcelona la finca del número 4 de la calle de Hortes, un bloque que fue ocupado por ladrones violentos que han sembrado el terror en el barrio del Poblesec de Barcelona. Se trata de un edificio de nueva construcción propiedad de una familia que había convertido los siete domicilios en apartamentos turísticos. Con el estallido de la pandemia, los apartamentos se quedaron vacíos y fueron ocupados por un grupo de delincuentes –algunos de ellos multirreincidentes– procedentes de Francia. Comenzó así un calvario para los vecinos de un barrio que han convivido durante cinco meses con hurtosrobos violentosallanamientosamenazaspeleas e incluso con agresiones con arma blanca. “Hay familias que han decidido marcharse”, aseguran los vecinos.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here