Un mes y medio después, Cataluña se sitúa a las puertas de la desescalada con un avance del coronavirus irregular -se han disparado los nuevos contagios en los últimos días-, una reducción sostenida del número de fallecidos y un rastro que deja el litoral y el prelitoral salpicado de casos. Pero, ¿cuál es la zona cero? La respuesta única es el área metroplitana y el “triángulo de las Bermudas” lo conforman Barcelona, el Vallès Occidental y la Anoia, con Igualada como epicentro. Por extensión también se añade el Baix Llobregat, justo en el balcón sur, y el Maresme por el norte.

Cinco comarcas de la provincia de Barcelona a las que se sumarían otros focos interiores con una elevada tasa por cada 100.000 habitantes como Olot, Vic o Berga.

Los positivos confirmados

Empezando el desglose teniendo en cuenta únicamente los positivos confirmados, el Barcelonès -con 2,2 millones de habitantes- es la zona con más contagios con diferencia hasta sumar 21. 219, con una elevada tasa de 87 por cada 10.000 habitantes, un porcentaje que se replica en el caso concreto de la capital catalana.

La zona cero catalana se extiende al Vallès Occidental, zona clave de la corona metropolitana, eje industrial y comercial y con dos ciudades como Sabadell y Terrassa como importantes nidos de población. Con 7.267 positivos tras realizarse una prueba de PCR y una tasa de 84 por cada 10.000 personas, estaría por delante del Baix Llobregat, con 5.658 positivos según los últimos datos de la Generalitat. Luego y a cierta distancia estarían el el Maresme (2.547) y el Vallès Oriental (2.434), aunque habría otros focos mayores contando la tasa estandarizada por persona.

En concreto, estos serían el Berguedà (107 por cada 10.000 habitantes), el Berguedà (107), el Gironès (91,6), la Anoia (con 87,8 casos por cada 10.000 habitantes).

Las defunciones

Si se tienen en cuenta los casos fallecidos por coronavirus, el Barcelonès vuelve a situarse a la cabeza con 4.338, seguida en este caso por el Baix Llobregat (1.264), el Vallès Occidental (1.128) y la Anoia (436). Esta última comarca, no obstante, acumula la tasa estandarizada de defunciones más alta con diferencia, una cifra que se eleva hasta los 39,12 por cada 10.000 habitantes.

En el lado contrario destacan la Cerdanya (sin contar con la zona francesa) y el Pallars Sobirà, sin fallecidos por Covid-19, según las últimas cifras de la Generalitat.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here