Hace dos años, cuatro jóvenes de Cornellà presentaron en el ayuntamiento una propuesta de diseño para pintar la estación de autobuses y darle un nuevo aire. A partir de ahí, nació la Factoría Artística de Cornellà (FAC), una entidad que, en colaboración con el consistorio, impulsa el arte en la calle como una forma de expresión artística y a la vez, de renovación de los espacios públicos de la ciudad.

En los dos últimos años la inicitiva ha transformado y llenado de luz y color, además de la estación de autobuses, el vestíbulo del antiguo cine Pisa, ahora transformado en un escenario de la novela Alicia en el país de las maravillas; la avenida Sant Ildefons con un bosque de árboles; y el puente de la Renfe que divide la ciudad, que ahora luce la obra Las cuatro estaciones, compuesta por un árbol gigante con flores y un vistoso colibrí.

Además han trabajado para otras entidades del municipio y varios centros educativos de Cornellà como las escuelas Sant Miquel, Ignasi Iglesias, SAMC, o guardería Edelweiss, entre otros.

bu1s
Otras iniciativas artísticas
Además de la pintura mural, las calles de la ciudad han contado con exposiciones artísticas periódicas durante estos últimos dos años. Mediante torres y estructuras pensadas para estar al aire libre que aglutinan varias lonas impresas, se han mostrado trabajos fotográficos como los del artista local, Lukas o el resultado de diferentes concursos fotográficos de medio ambiente realizados a la ciudad. La FAC también ha participado en estas exposiciones.

Estos proyectos culturales tendrán continuidad en el tiempo, puesto que además de hacer de Cornellà una ciudad más vistosa, sirven para hacer de altavoces a jóvenes artistas de la ciudad.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here