El ayuntamiento solo dejará caminar en un sentido en las aceras de menos de cuatro metros, peatonalizará calles y abrirá carriles bici de emergencia

 

El ayuntamiento de Cornellà ha diseñado un plan de medidas para adaptar el espacio público a la salida progresiva del confinamiento de la ciudadanía y garantizar la distancia social para prevenir el contagio de covid-19, y también contempla la transformación provisional de calles peatonales, libres de circulación de coches para facilitar una movilidad segura y la ampliación de nuevos espacios para la práctica de deporte al aire libre. Al mismo tiempo se establecerán restricciones de tráfico de vehículos y de velocidad en algunas calles y avenidas, así como la creación de carriles bici de emergencia.

El plan de acción municipal incluye un primer bloque para facilitar los desplazamientos a pie de los peatones, que permitan garantizar la distancia de seguridad de entre 1,5 y 2 metros entre personas en las aceras de la calle; y un segundo grupo de iniciativas para habilitar temporalmente nuevas redes de movilidad sostenible reconvirtiendo calles en nuevos espacios de prioridad para los peatones y carriles bici.

Garantizar la distancia social

Así, para garantizar la distancia social y evitar la concentración de personas en los desplazamientos por las calles de la ciudad, y en las zonas de paso de mayor concurrencia reguladas con semáforos, en las aceras de hasta 4 metros se regulará el sentido de la circulación de los peatones por una única acera, utilizando como criterio el mismo que el de la circulación vial, siempre se caminará por la derecha. Y se señalizará la dirección de circulación.

Se reducirá el tiempo de espera de los peatones en los semáforos con mayor concurrencia, para evitar aglomeraciones. En los espacios cercanos a los semáforos con mayor concurrencia, se señalizarán puntos de espera que indicarán la distancia social a respetar.

Favorecer la movilidad de los peatones y en bici

Con el objetivo de potenciar la movilidad a pie y en bici, se restringirá temporalmente el tráfico en las calles y avenidas determinadas, que se convertirán en espacios preferentes para peatones, limitando la circulación vial en los vehículos de proximidad a una velocidad máxima permitida de 10 km/h.

También temporalmente se ampliarán calles exclusivas para peatones, con criterios de flexibilidad en la regulación de jornada y horarios afectados, se ampliarán espacios públicos para ocio y deporte, aprovechando los cortes de calles, y la red para bicicletas, reemplazando carriles de coche para carriles bici de emergencia.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here