Unos 3.000 niños y niñas de cuarto, quinto y sexto de primaria de más de 50 escuelas de Sabadell participan en un proyecto para encontrar los vínculos entre la vida urbana y la obesidad infantil.

Se trata de Entorn Urbà i Obesitat Infantil a Catalunya de l’Institut Salut Global de Barcelona (ISGlobal), que se ha iniciado este mes de noviembre y que tendrá una duración aproximada de seis meses. El estudio, tiene por objetivo examinar estas posibles conexiones, entre la obesidad infantil, cada vez más común en nuestra sociedad, y el estilo de vida en una ciudad.
Participarán centros de forma voluntaria, familias y escolares que se someterán a pruebas de altura, peso y presión arterial, entre otros. También rellenarán formularios sobre su día a día, desde preguntas sobre salud y bienestar hasta el uso de tecnologías, pasando por un control diario de la actividad física que realizan los menores.

La investigadora de ISGlobal, Martine Vrijheid, ha determinado que esta iniciativa quiere dar respuestas “al poco conocimiento que hay sobre las exposiciones urbanas múltiples y la falta de datos” en Cataluña para poder hacer evaluaciones de impacto, y subraya que es un “problema global y que las medidas enfocadas al cambio de hábitos alimentarios ha tenido un éxito limitado”.

Como dato relevante, en el 2015, cerca del 32% de los niños catalanes entre seis y 12 años tenía sobrepeso. Esto dobla los índices que se dan, por ejemplo, en el norte de España.

El proyecto Entorn Urbà i Obesitat Infantil a Catalunya ha sido uno de los 34 seleccionados por la Fundación La Marató de Tv3. Entre las 117 solicitudes de subvenciones presentadas para financiar iniciativas de investigación sobre diabetes y obesidad.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here