La Generalitat de Catalunya ha presentado este martes su plan de vacunación masiva contra la Covid-19 para tener al 70% de la población inmunizada “en el mínimo tiempo posible”. El Govern tiene pactados 500 puntos de vacunación por todo el territorio, entre los que figuran seis grandes espacios que se habilitarán cuando las dosis lleguen en abundancia: la Fira de Barcelona, la Fira de Cornellà, la Pista de Sabadell, el Pabellón Onze de Setembre de Lleida, el Palau Firal de Girona y otro espacio aún pendiente de concretar en Tarragona. Además, la ‘consellera’ de Salud, Alba Vergés, ha explicado que se está trabajando para utilizar también el Camp Nou cuando llegue el momento.

Esta vacunación masiva, no obstante, todavía no tiene fecha prevista, aunque el plan está listo: “Los puntos están pactados, también tenemos una bolsa de más de 9.000 profesionales y un método más ágil de comunicación con la ciudadanía. Ahora lo que hace falta son las vacunas”, ha asegurado el vicepresidente en funciones, Pere Aragonès.

La capacidad que tiene ahora mismo Catalunya para vacunar es de 200.000 personas a la semana -como con la vacuna de la gripe- y la previsión es llegar a inyectar 500.000 semanales cuando se acelere la llegada de vacunas, algo que el Govern espera que se haga realidad en las próximas semanas.

Problemas con el suministro

Lo que marca el ritmo es el número de dosis disponibles, y esto hace imposible concretar un calendario. Aragonès ha manifestado que le resulta difícil” entender el por qué de los retrasos en los suministros y ha emplazado “al Estado y a la Unión Europea a resolver los problemas con la industria farmacéutica” para dar a la campaña de vacunación el impulso que necesita.

Por su parte, el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, ha lamentado los altibajos que está sufriendo todo el proceso: “Llevamos 12 semanas vacunando y no hay semana que no hayamos tenemos una incidencia”, ha dicho.

A los problemas de disponibilidad de las dosis se han sumado el parón de diez días de la vacunación con AstraZeneca, que se retoma esta semana después de que ayer el Consejo Interterritorial de Salud decidiera ampliar la franja de edad hasta los 65 años. “Por fin acabamos con el tope de 55 años que reclamábamos desde el inicio”, ha dicho Vergés.

Igualmente, Argimon ha mostrado su descontento con el asunto de la edad para administrar AstraZeneca en este país: “España nos ha puesto palos en las ruedas. Éramos los únicos en Europa con el tope de 55 años. Ahora hemos puesto 65 años y vamos empatados con Polonia, mientras el resto de países no tienen límite de edad o, como mucho, de 75 años”, ha reprochado al Gobierno.

La nueva estrategia

Sea como sea, la estrategia de Salud ya está hecha. Hay una bolsa con 9.000 sanitarios habilitados para vacunar, entre ellos estudiantes de último curso y jubilados que ya trabajaron en la primera ola de la pandemia.

En cuanto a los espacios de vacunación, los habrá de tres tipos: pequeños, medianos y grandes. A medida que vayan llegando más vacunas, se irán abriendo los de mayor tamaño para no saturar los CAPs.

De los casi 500 puntos de vacunación pactados, 443 son Centros de Atención Primaria y anexos, que serán los principales espacios de vacunación mientras lleguen menos de 200.000 dosis semanales a Cataluña.

Cuando la disponibilidad de vacunas vaya aumentando, se abrirán 46 puntos intermedios repartidos por diferentes municipios y, posteriormente se abrirán los seis grandes espacios ya pactados. El más importante es el recinto de la Fira de Barcelona -en Montjuic- con capacidad de administrar hasta 20.000 dosis al día.

“Nos faltan las dosis para poder ir desplegando estos espacios, pero Cataluña está preparada para vacunar a toda la población”ha reiterado Vergés.

 

Salud citará por teléfono

Salud llamará a la vacunación de la población general como hasta ahora, a través de SMS o llamada telefónica. Se comenzará con las franjas de mayor edad e irán bajando hasta llegar a la población más joven, de 15 años. Actualmente se continúa vacunando a la población mayor de 80 años, de la que solo un 30% ha recibido la primera dosis.

Una vez vacunados, los ciudadanos podrán consultar cuándo se tienen que administrar la segunda dosis de la vacuna -si es el caso- a través de La Meva Salutdonde también podrán descargar su justificante de vacunación en PDF.

Cabe recordar que la vacunación es voluntaria, y la consellera de Salud ha asegurado que no hay ningún registro de personas que hayan rechazado vacunarse como tal. Eso sí, se podrá ir llamando “en diferentes repescas” a quienes no se hayan administrado la dosis en un primer momento, como ya sucedió en las residencias.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here