El toque de queda está cada vez más cerca en Catalunya. Este martes, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha explicado que el informe que había encargado al gabinete jurídico del Govern avala un toque de queda nocturno, pero que tendría que estar limitado a las zonas más afectadas por la pandemia, y no aplicarlo de manera homogénea en toda la comunidad.

Así, el presidente ha afirmado que existe la posibilidad de aplicar el confinamiento nocturno si es necesario ampliar las restricciones anunciadas el lunes, y que en las próximas horas tomarán una decisión al respecto. Aragonès ha asegurado que, si se acaba aplicando, deberá cumplir las condiciones que indica el informe jurídico y ha subrayado que quiere seguir hablando con los ayuntamientos para “garantizar la correcta aplicación” de esta drástica medida.

Los ayuntamientos, críticos con el gobierno

De hecho, son diversos los ayuntamientos que han pedido abiertamente en el gobierno que se instaure el toque de queda. Aseguran que no tienen bastante medios para hacer cumplir las recomendaciones anunciadas el lunes, como la de controlar que no haya aglomeraciones en las playas y los espacios públicos por la noche y madrugada.

Es el caso de Ada Colau. La alcaldesa de Barcelona ha pedido claridad al Govern y considera que el cierre de las actividades a las 00.30 es un“toque de queda informal que traspasa la responsabilidad a los ayuntamientos. “Cuando cierran a las 00.30 h son decenas de miles de personas las que están en la calle, y no está prohibido”, ha dicho.

También se muestra crítica la alcaldesa de Castelldefels, Maria Miranda, quien ha aseverado que las recomendaciones del Govern son “bastante difíciles de cumplir”, y más todavía en “un municipio como Castelldefels, con 5 kilómetros de playa”. 

Miranda ha recordado que ya se cerró la playa la noche de la verbena de Sant Joan y que para ello necesitaron una gran cantidad de efectivos policiales, que para una noche excepcional se pueden conseguir, pero no para todos los días.

Entre los que piden el toque de queda con contundencia se encuentra el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, quién considera que “trasladar a los alcaldes la responsabilidad de cerrar playas y parques después de las 00:30 horas me parece una enorme irresponsabilidad”“enorme irresponsabilidad” y ha reclamado “valentía” al ejecutivo.

En la misma línea, los alcaldes de la comarca del Vallès Occidental han hecho un comunicado conjunto en que informa a la Generalitat de “la imposibilidad del mundo local de dar cumplimiento” a las limitaciones fijadas por el ejecutivo catalán, así como la necesidad de criterios claros y únicos para la suspensión o no de actividades culturales y asociativas y del cierre de parques y espacios públicos.
 

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here