La Generalitat permite a partir de ahora el baile en establecimientos de hostelería y restauración, alojamientos turísticos y otros similares siempre y cuando las personas que participen sean de un grupo con contacto cercano de “forma muy habitual”.

Así consta en una resolución publicada en el DOGC, en el que se establece que el espacio quedará reservado para estas personas, que además deberán registrarse. Fuera de estos casos, las zonas habilitadas por el baile en los bares y discotecas siguen restringidas a esta actividad y como máximo se pueden instalar mesas para el consumo. En el supuesto de no instalar mesas, no se podrá acceder esta zona y los establecimientos deben establecer barreras físicas o controlar permanentemente el acceso.

Por tanto, en carácter general, los establecimientos disponen del permiso vigente para abrir las puertas pero solo para el consumo, ya sea en terrazas al aire libre o en espacios cerrados, siempre y cuando sea sentados en mesas o en la barra. Además, los responsables de los locales deben asegurarse de que se mantienen las distancias interpersonales, fijadas en 1,5 metros en general o con el equivalente de 2,5 metros cuadrados por persona entre individuos que no mantienen un contacto cercano de forma habitual.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here