Inici ACTUALIDAD Sociedad Catalunya cerrará bares y restaurantes hasta fin de mes

Catalunya cerrará bares y restaurantes hasta fin de mes

El Govern anunciará mañana esta drástica medida que busca reducir la interacción social de la población

3289
0

El Govern cerrará bares y restaurantes durante 15 días, hasta que acabe este octubre. Lo anunciará mañana en una rueda de prensa conjunta de Vicepresidència, Salut e Interior. El objetivo es “aplanar la curva” y “avanzarse a los acontecimientos antes de que sea el Gobierno español el que imponga medidas”, indican estas fuentes.

La hostelería, donde tiene lugar la mayor parte de los encuentros sociales y en los que no hay un registro de las personas que entran y salen, será el sector más afectado por estas las nuevas restricciones. Quizás habrá más. Países como Francia o Reino Unido están también cerrando bares y restaurantes en las ciudades más golpeadas por el virus. Catalunya da ahora un paso atrás y todas las opciones vuelven ahora a estar encima de la mesa: incluso pedir el estado de alarma.

Con las nuevas restricciones en bares y restaurantes la Generalitat busca reducir la movilidad y la interacción social tras detectar que la mayoría de los positivos se contagian en reuniones o encuentros con familiares y amigos. La transmisión del virus se ha acelerado de forma exponencial –solo en Barcelona los positivos han crecido un 55% en la última semana– y todas las regiones sanitarias catalanas presentan un riesgo de rebrote alto o muy alto.

El Gremio de Restauración de Barcelona consideraba ya este mediodía que era “inadmisible” que el Govern se plantee más restricciones a bares y restaurantes para contener la expansión del coronavirus y critica que se pueda “estigmatizar” el sector.

La Unió de Federacions Esportives Catalanes (Ufec) ya ha comunicado que este fin de semana se detendrán, durante 15 días, las competiciones federadas, escolares o privadas de ámbito catalán para contener los brotes. Mañana lo anunciará el Procicat. Y hospitales como Vall d’Hebron, en Barcelona, han anunciado que vuelven a restringir a partir de mañana la entrada al centro a familiares y acompañantes de pacientes debido al “empeoramiento de la situación epidemiológica”.

La Comunidad de Madrid, que se acabó cerrando mal y tarde, sirve hoy como ejemplo a otros muchos territorios de lo que no se debe hacer. La evolución del covid-19 en Catalunya es hoy preocupante, pero dista de aquella. No obstante, son necesarias nuevas medidas para evitar que, en los 15 días venideros, se produzca una situación como la madrileña. Los datos, objetivamente, empujan a ello: en Catalunya, el riesgo de rebrote, que mide el crecimiento potencial de la pandemia, ha subido este martes nada menos que unos 30 puntos y se ha situado en los 338,49 (371,54 en Barcelona). Por encima de 200, se considera que el crecimiento de la pandemia es “muy alto”.

Más índices preocupantes: la tasa de reproducción (o Rt) ha alcanzado el 1,33. Por encima de 1, se considera que la epidemia está en expansión porque indica que un infectado del virus contagia a más de una persona. “Catalunya se halla al inicio de la segunda ola de covid-19”, ha dicho la portavoz del Govern, Meritxell Budó. Y aunque ha explicado que el Executiu no lo ve necesario, la también ‘consellera’ de Presidència ha insistido en que “el Govern no tendrá ningún problema en solicitar el estado de alarma” al Gobierno de Pedro Sánchez.

A todas las medidas que se anunciarán a lo largo de esta semana, se suman las ya existentes, como la vuelta al teletrabajo y a las clases universitarias ‘online’ durante 15 días. Catalunya también anunció ayer restricciones en 15 municipios del Vallès Occidental, que parecen ser la avanzadilla de lo que ocurrirá en todo el territorio muy próximamente: reducción del aforo de bares y restaurantes, cierre de los mismos a la 1 de la madrugada y recomendaciones de no salir de casa, entre otras.

El perfil del contagiado en esta segunda oleada de coronavirus es de una persona joven, algo con sentido si se tiene en cuenta que este colectivo es el que más relaciones sociales tiene y que las personas de riesgo, como los mayores de 65 años, suelen exponerse menos debido a la experiencia de lo vivido los pasados marzo y abril. “Aun así, tenemos personas mayores que sufren. Pero la gente susceptible de sufrir un covid-19 grave se está protegiendo. Por ejemplo, hay algún brote en residencias, pero ni mucho menos lo que vivimos meses atrás. Es la gente joven, con más actividad laboral y académica, la que más probabilidades tiene de infectarse”, concluye este investigador.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimes Notícies