El director del Servei Català de la Salut, Adrià Comella, el secretario de Salut Pública, Josep Maria Argimon, y el coordinador de la unidad de seguimiento de la Covid-19, Jacobo Mendioroz, han comparecido esta tarde para hacer balance de la situación epidemiológica en Catalunya, que mantiene varios brotes activos.

Catalunya ha sumado este jueves 1.597 nuevos positivos para Covid-19 confirmados por PCR o epidemiológicamente respecto al balance hace 24 horas, según los últimos datos del Departament de Salut.

Se trata de un registro muy elevado respecto al balance de ayer miércoles, que sitúa la cifra global de positivos en 75.288, pero sube hasta 86.891 si se tienen en cuenta pruebas serológicas (1.949 más).

Cabe remarcar que en la cifra de 1.597 no están incluidos los positivos por prueba serológica (anticuerpos). De hacerlo, el registro aumenta a 1.949 nuevos positivos confirmados hoy respecto a los datos de ayer.

De los casos nuevos con prueba confirmada, 485 están en la región sanitaria de Barcelona ciudad (480 confirmados por PCR en la capital catalana), 408 en la región de Lleida (343 en el Segrià por PCR) y 391 a la metropolitana sur (224 con PCR en L’Hospitalet de Llobregat).

El análisis de los datos de los últimos 14 días, han insistido, muestra una tendencia preocupante en el territorio catalán, advirtiendo además que los nuevos casos de coronavirus seguirán aumentando en los próximos días por la inercia y la forma de recabar la información, que sirve para hacer una radiografía de los días previos. “Los datos serán peores la semana que viene”, han advertido.

“Tendencia preocupante”

“El sistema no está tensado, pero la tendencia es preocupante”, ha dicho Adrià Comella respecto a la situación general en Catalunya. La atención primaria ha recibido en la última semana a más de 8.000 sospechosos de coronavirus, lo que supone un crecimiento de más del 300% respecto a los datos de finales de junio.

En la misma línea, el número de nuevos ingresos ha pasado de 131 hace dos semanas a 301 en los últimos siete días. “Hay que frenar la tendencia”, ha insistido Comella, remarcando la importancia de adoptar medidas sociales como el uso de la mascarilla o la distancia social, más allá del incremento de test PCR diarios.

En estos momentos, Salut no se plantea volver a un confinamiento domiciliario más estricto como el vivido en los meses de marzo y abril: “No lo queremos”. Así, apela a responsabilidad de la ciudadanía y a las medidas de protección establecidas para hacer frente a la pandemia en la situación actual.

Especial preocupación en Barcelona y el área metropolitana

Barcelona y el área metropolitana es una de las zonas que preocupan especialmente. En este sentido, Josep Maria Argimom ha explicado que la tasa de infección respiratoria sigue aumentando en la capital catalana, situándose en 167 mientras hace una semana se encontraba en 47. Además Barcelona, la evolución en L’Hospitalet, con 203 casos confirmados, o Cornellà, entre otras ciudades, sigue sin permitir hablar de situación controlada.

“Estamos en unos días críticos”, ha avisado Argimon, pidiendo tomar medidas para que la evolución sea más lenta, hasta controlarla. “No podemos permitir que la curva se dispare”, por lo que ha avisado que Barcelona y el área metropolitana se se enfrentan a una semana fundamental para revertir la dinámica tras recomendar hace seis días medidas más restrictivas frente al coronavirus.

Optimismo con la evolución en Lleida

Respecto a la situación en Lleida, otro de los principales focos, la curva se está aplanando y empezando a bajar, aunque Argimon considera “precipitado” pensar que el brote ha acabado. “Tenemos que ser optimistas y reconocer los esfuerzos de la población en Lleida” ante las medidas adoptadas para hacer frente a los brotes en el Segrià.

1.597 nuevos positivos este jueves en Catalunya

 

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here