El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado este martes la reorganización de los cuatro servicios sociales que realizan intervenciones en el espacio público, con un aumento del 77% en su presupuesto hasta alcanzar los 6,15 millones de euros este año. Además, ha sumado personal especializado, al pasar de 80 a 109 profesionales, con nuevos perfiles en atención jurídica o psicología, entre otros. El objetivo es llevar a cabo una asistencia más precisa y adaptada a las necesidades de cada colectivo.

Según ha precisado la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laura Pérez, en una visita al nuevo equipamiento que unifica los servicios en el Eixample, el servicio de atención a sintecho pasará a contar con 3,02 millones de euros y 55 profesionales, mientras que el de Intervención Social de Familias con Menores (SISFAM) dispone de 0,43 millones y 12 trabajadores; el de Detección e Intervención con niños y jóvenes migrados solos (SDI) 1,08 millones y 17 especialistas; y el de Gestión de Conflictos (SGC)  1,61 millones y 25 profesionales.

El consistorio ha implementado ya un nuevo modelo de organización que pasa por la creación del nuevo servicio a personas sin hogar en el espacio público (SASSEP), que unifica los antiguos Servicio de Inserción Social en Medio Abierto (SISMO) y la Oficina del Plan de Asentamientos Irregulares (OPAI). Por otro lado, el SISFAM releva al que anteriormente se denominaba SISFArom. Pérez ha destacado que pretenden así brindar asistencia de más calidad y con conocimiento más profundo de las diferentes realidades sociales “cada vez más complejas” que se producen en el espacio público, entre otros.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here