A las 7.45 h del pasado Domingo la Policía Local de Mataró (Maresme) recibió aviso por parte de un vecino del Parc Forestal que informaba de que un grupo numeroso de gente se estaba peleando. Tres unidades policiales se personaron en el lugar de los hechos e identificaron y propusieron para sanción a las 18 personas que en ese momento estaban haciendo una actividad prohibida como es la de beber en la vía pública y no llevar tampoco la mascarilla obligatoria.

Además, a dos de las personas también se les interpuso denuncia por infracción de la Ordenanza de Civismo para faltar al respeto a los agentes de la policía; a otra se la denunció por suministrar datos falsos al comprobar que conducía un coche sin tener el permiso de conducir, por lo que también fue denunciado por un presunto delito contra la seguridad vial; y en otra se le abrieron diligencias penales por resistencia y desobediencia al no quererse identificar y huir del lugar de los hechos. Durante la persecución para interceptarlo un agente de la Policía Local resultó herido leve al caer por un terraplén. A los conductores de los vehículos se les sometió a un control de alcoholemia dando positivo dos, por lo tanto se procedió a inmovilizar preventivamente sus respectivos vehículos.

Desde el pasado 28 de julio, la Generalitat de Cataluña prohibió beber en la vía pública (botellón) para evitar el aumento de contagios del coronavirus. Las multas por la infracción van desde los 3.000 a los 15.000 euros. Mataró pero cuenta con una Ordenanza de Civismo desde 2005 que ya prohíbe esta actividad.

La Policía Local de Mataró ha denunciado, desde el 9 de julio, 860 infracciones a la Ley de salud pública, 131 de las cuales durante este fin de semana, principalmente por no llevar mascarillas (más de 700), pero también por fumar en la vía pública sin respetar la distancia de seguridad o por el consumo compartido de bebidas alcohólicas en la vía pública.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here